Virgen del Carmen

Virgen del Carmen
Protege a Chile

miércoles, 19 de noviembre de 2008

Lenguaje críptico


Entender lo que quieren decir nuestras Autoridades suele tener dificultades increíbles, por ejemplo, cuándo nuestra Mandatario dice que la crisis no la pagarán los trabajadores o cuándo algunos prohombres y mujeres del oficialismo declaman sobre su irrestricta defensa de los desposeídos del sistema.

En las palabras suena bonito, el discurso es sin duda atractivo, pero la realidad colisiona absolutamente con lo que hacen como podemos ver de manera clara en el intento por dividir a los trabajadores de la Administración Pública o en el ofrecimiento de un reajuste que ni siquiera devuelve el poder adquisitivo perdido por la inflación.

Vemos al país paralizado, con la Administración publica en huelga, con las exportaciones detenidas, según cálculos de los empresarios con pérdidas multimillonarias, todo provocado por la ineptitud de esperar a última hora para negociar y así tratar de imponer sus puntos de vista.

El Gobierno, usando una dialéctica endemoniada, en la que son expertos, trata de culpar a la ANEF y a sus asociados de los problemas producidos por la incapacidad de nuestros gobernantes, que después de casi 20 años todavía no tienen habilidades para preveer lo que sucederá en distintos escenarios.

Nos resulta increíble ver a quienes hacen “gárgaras” de socialismo actuando como rompehuelgas al tratar de tirarles a los trabajadores, que reclaman legítimamente o ver a un Diputado, Carlos Montes, PS, mintiéndole a la ciudadanía al aseverar que está dispuesto a un reajuste mayor si los trabajadores renuncian a la inamovilidad.

Mal puede haber inamovilidad con un Estado que no respeta la Legislación vigente y tiene al 25% de sus trabajadores en precarias situaciones de remuneraciones, un alto porcentaje a honorarios, sin derecho a previsión ni salud, y a otro inmenso sector con contratos a plazo fijo.

Los Ministros Andrés Velasco y Francisco Vidal han sostenido que la población no puede ser convertida en rehén de las reivindicaciones salariales, engañando una vez más a la ciudadanía que efectivamente ha sido “aprisionada” por la brutal improvisación y falta de capacidad de los ocupantes de La Moneda.

Nosotros consideramos lógico volver a hablar del salario ético que planteó la Iglesia Católica hace un par de años, y creemos que tener a la mitad de la población ganando los salarios mínimos no solo es una inequidad, es una palpable demostración del uso político que han dado a la pobreza nuestros izquierdistas.

Consideramos una evidencia palpable de la corrupción que impera en las esferas de Gobierno seguir llenándose la boca con discursos populistas de defensa de los más débiles de la sociedad en circunstancias que ellos son los grandes sostenedores de las inequidades existentes en el país.

Sin duda alguna aprendieron las lecciones de sus antepasados, el marxismo rojo y el nazismo pardo, de quienes han heredado una singular propensión, además de una experticia importante, en el arte de tratar de engañar a todos de manera permanente y sostenida.

Nada puede haber más inmoral ni anti ético que el manoseo de las verdades utilizando mentiras de manera directa, verdades a medias o el intento brutal de someter a la voluntad popular por medio de declamaciones atractivas, pero absoluta y totalmente falseadas.



Los países que tratan de vivir sin valores
terminan por desvalorizar la vida de sus ciudadanos.

domingo, 16 de noviembre de 2008

Hay que terminar con la corrupción ahora.

Los países que tratan de vivir sin valores
terminan por desvalorizar la vida de sus ciudadanos.


Hay que terminar con la corrupción ahora.


La corrupción parece ser una serpiente de 20 cabezas, se le corta por un lado, pero aparece nuevamente en distintas dependencias de la Administración del Estado, hemos visto sus lenguas venenosas en Educación, Salud, en Obras Públicas, en el Congreso, en las policías, y también en los Tribunales de Justicia.

Se puede simplificar el asunto diciendo que la Institucionalidad no sirve, lo que es una falsedad inmensa, lo que hay que advertir es que la irrupción de nombramientos políticos, miles, por el solo mérito de ser miembros de un partido político, inevitablemente corrompe los sistemas.

La evidente falta de sanciones que ha habido, además de la relativización de los temas que ha hecho el Ejecutivo tirando los problemas bajo la alfombra, sin duda son un acicate a estas conductas, que son vistas por algunos como sumamente lucrativas y que generalmente quedan en la total impunidad.

Jocosamente se suele decir que son “rateros” sin considerar que estas actividades retrazan el crecimiento, inhiben las inversiones, encarecen la creatividad y hacen casi imposible la innovación. Así de grave es el flagelo que inoculó en la Administración Nacional el ex Presidente Ricardo Lagos.

La imagen del país se ve sumamente dañada, sobre todo si consideramos que hay zonas geográficas en las que chileno es sinónimo de ladrón, la moralidad publica se debilita, la delincuencia, conformando mafias, amenaza la tranquilidad de la ciudadanía y el pueblo pierde sus libertades por las restricciones del gobierno o de la delincuencia.

La corrupción es una infección social grave, que hay que erradicar con sanciones graves, tanto a los corruptos, a los corruptores como a aquellos que tienen el poder suficiente para impedir esta lacra. Este es uno de los casos en que se es culpable por acción y también por omisión.

Los bajos costos que tienen estas actividades ilícitas incita a la reproducción de los hechos, como hemos visto, pero quizás la gravedad máxima que tiene es que la repetición de estos hechos inmorales se va transformando en habitualidad y termina por no asombrar a nadie.

Hay casos emblemáticos, como el corte de pasto de la ENAP, el Jarrón perdido en la CORFO, la compra de chatarra española para EFE, los sobresueldos, las revisiones técnicas brujas, las licencias de conducir falsas, las libertades irregulares o la cancelación ilegítima de las órdenes de detención.

CODELCO, con las negociaciones a futuro, en que solo pago un operador de tercera categoría, Ferrocarriles donde los parentescos políticos han salvado a los responsables, el uso de fondos destinados a la creación de puestos de trabajo desviados a las campañas electorales del oficialismo.

Las coimas, que de acuerdo a nuestros antecedentes se han convertido en usuales, dificultan el inicio de actividades, quitando a los chilenos la posibilidad de obtener trabajos dignos y ocasiona alta cesantía, lo que permite tener remuneraciones miserables para la gran mayoría de los chilenos.

Aunque muchos no lo crean esta “infección” nos afecta a todos y terminamos pagándola de la manera más dura, cerrando las posibilidades de nuestros hijos, con una educación de mala calidad y posteriormente la sola posibilidad de ser cesantes más ilustrados que el resto de la Falange de desempleados.

.

video

Promocione esta página

Notas anteriores

Datos personales

Mi foto
Los pueblos que no se defienden seguramente pierden sus libertades. http://reaccionchilena.blogspot.com/

Snap Shots

Get Free Shots from Snap.com